rechaza cualquier tipo de violencia

¿bramando o riendo? orson welles en 1980 [foto: cbs]

Orson Welles: Una maldición en Ecuador.

El incendio del diario ecuatoriano El Comercio que desencadenó su radionovela "La guerra de los mundos" en 1949.

"Más que en el cine, mis grandes creaciones  estuvieron en el teatro y la radio."

Orson Welles

Publicado: 2015-10-10


La radio y la televisión son fenómenos mediáticos del siglo XX. La llegada de ambos al gran público legalmente surge en la década de 1920: El primero, al inicio; el segundo, al final. La transmisión informativa a través de las ondas hertzianas –radio- desvela su potencial gracias a la obra del futuro cineasta norteamericano Orson Welles en 1938 y la perfecciona –aunque Welles nunca lo supo- en 1949 en Ecuador.

EL ANTECEDENTE:  

Bueno, ¿qué ocurrió? Resulta que Welles conducía un reciente programa de radio-novelas, transmitida los lunes por CBS (por entonces con 800 estaciones en los Estados Unidos) llamado El teatro Mercurio en el aire que duró medio año. Y un buen día, el 30 de Octubre de 1938 –coincidiendo con Halloween- se le ocurre transmitir una radionovela con formato informativo, de noticia. La adaptación de la novela elegida de H.G.Wells –curiosamente se pronuncian igual los apellidos - titulada La guerra de los mundos (1898) tuvo una duración de 1 hora en horario nocturno. Básicamente se trataba de que los marcianos habían invadido los Unites States, para ello se contó con un equipo de actores y transmisión en directo. Cundió el pánico entre los habitantes, subieron a las colinas, prepararon sus maletas, se arrodillaron, los niños lloraron, llamaron a las ambulancias y a la policía... "Wonder boy" (Como le empezaron a llamar, pero mal traducido como "El niño terrible") de 23 años tuvo que disculparse al día siguiente por la gracia.

[Transmisión radiofónica original de O. Welles subtitulada]

EL PANDEMÓNIUM QUITEÑO:

Un evento catastrófico -poco conocido pero no menos importante- ocurrió como dije en 1949 en Ecuador, esta vez transmitiendo una readaptación del guionista chileno Eduardo Alcaraz desde la sede del diario ecuatoriano El Comercio. Pero la población masculina quiteña, a diferencia de la norteamericana que no actuó violentamente, se indignó y tras 25 minutos de transmisión, cientos de quiteños enardecidos llegaron con piedras, palos y vociferando demencialmente a las instalaciones de la radio, la incendiaron con gasolina, produjeron 20 muertos (entre ellos la novia y el sobrino del director de la radionovela Leonardo Páez. Ver nota al final) y el diario no reabrió sino hasta cerca de 2 años.

El guion original en Quito se perdió producto del incendio, pero lo que vivieron los quiteños en 1949 mostró el supremo poderío y la influencia de los medios de comunicación masiva, en particular el de la radio latinoamericana (el poderío de la TV  recién haría su aparición a inicios de los 60’s con Kennedy y Nixon en U.S.)

Eran las 9:15 pm y mientras cantaban un pasillo el dúo Benitez-Valencia se interrumpe raramente tras sonidos extraños. Según testimonio del locutor sobreviviente Luis Beltrán Gómez, empezó así: Boletín urgente del noticioso de Radio Quito!… Volvemos a interrumpir este programa para hacerles llegar a ustedes una noticia que en estos mismos instantes se está difundiendo en el mundo entero, por su carácter excepcional… Se trata de informaciones procedentes de Sidney, Australia, donde los astrónomo del observatorio local denuncian la aparición de alarmantes manchas solares y perturbaciones nunca registradas en el espacio. A medida que tengamos nuevas noticias sobre estos inquietantes fenómenos celestes, las daremos a conocer… Prosigue el programa 

Luego de una breve interrupción : “ ¡Boletín urgente, de carácter nacional! Existe inquietud por la situación creada en Ambato [ciudad ecuatoriana], cuyas comunicaciones con esta capital han quedado cortadas inexplicablemente. Las autoridades han tomado urgentes medidas para afrontar la situación… Prosigue el programa.”

Después que trascurrieron 25 minutos tuvieron que cortarlo de repente porque escucharon el bullicio en la puerta de las instalaciones El Comercio, Beltrán dijo para apaciguar a la radioaudencia: “ Radio Quito advierte que su reciente transmisión ha sido de carácter fantástico y que no hay ninguna invasión marciana. Se trata de una audición semejante a la que hizo Orson Welles en California…” Pero ya era demasiado tarde...

Según su mismo testimonio, después de algunos minutos le avisaron que el edificio estaba en llamas. Miró su reloj y eran las 10:42 pm,  descendió desde el cuarto piso hasta la calle moribundo y sofocado, estuvieron a punto de lincharlo pero ciertamente algún hombre de buena voluntad dijo que lo dejaran morir tranquilo, hasta que la turba se apiadó.

Entre los más de 100 trabajadores en el edificio de El Comercio, algunos se arrojaron desde las ventajas o saltaron hasta el edificio contigüo. Como las Fuerzas Armadas , la policía y los bomberos ecuatorianos también fueron víctimas de la ficción, se negaron a socorrer y a impedir la acometida de la violencia. El desenlace fue trágico: Veinte personas muertas y el edifició de cuatro pisos completamente incendiado.

Entrevista en la Argentina al convale-
ciente locutor.

OTRA RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS: 

Algunos cuentos y novelas de la literatura ecuatoriana se inspiraron en estos hechos estupefacientes: La Linares(1976), de Ivan Güez; La muerte silva un blues, de Gabriela alemán(2014) y last but not least – por último, pero no menos importante- los que siembran el viento, escrita por el mismo director de la readaptación , Leonardo Páez, el Welles ecuatoriano.

Como dijimos antes, el libreto fue consumido por las llamas, pero la última obra da algunos indicios para reconstruirla antes de que inicie, a las nueve en punto de la noche en tono cómico: "¡El fabuloso programa de la canción criolla, el esperado certamen radial del sentimiento, con la participación de sus más calificados intérpretes de todas partes va a iniciarse!… ¡Tendremos hoy, estimados radioescuchas, óiganlo bien, y recuérdenlo, una noche verdaderamente inolvidable, inolvidable, dable, dable, ble, ble, ble!

Algunas sutilezas se observan en esta novela, como la hora y el relato en el primer anuncio. Supuestamente ocurrió a las 9:06 pm y lo primero que oyeron los radiooyentes a diferencia de lo que nos cuenta Beltrán fue: “Nos invaden, nos invaden los marcianos… los marcianos, cianos , cianos, nos nos nos…” Lo último se puede interpretar con un efecto de amplificación de la voz y no como comedia.

Los marcianos habrían aterrizado en Cotocollao y se digirían hacia Quito, y a las 9:13 ya estarían llamando por teléfono desesperadamente. A las 9:16 aparecería un tal Garzón quien diría irremediablemente: “Por desgracia, compatriotas, sospecho que nuestras armas no poseen las características mecánicas (…) para contrarrestar a las del colosal enemigo” Según Rodrigo Ibarzabal, investigador ecuatoriano, esto  haría recordar a la radioaudiencia la pérdida de la Amazonía  en la guerra de 1941 con Perú.

A las 9:20 el propio Leonardo Páez ficticio moriría producto de un rayo láser alienígena: “A muerto Leonardo Páez”. Después de esa noticia fatídica, el locutor al oir la turba en la puerta de El Comercio, y consternado diría: “Señoras y señores, causas ajenas a nuestra voluntad obligan a que… bueno, a suspender la emisión de la novela ‘Guerra de los Mundos”.

Las diferencias horarias en la versión de Beltrán y la de Páez podrían inclinar la balanza hacia el primero. La entrevista que le hicieron fue en ese mismo año, mientras que la novela se publica 30 años después, y sabido es que mientras más tiempo pase al recordar un evento, la memoria se distorsiona querramos o no. Pero al margen de los 15 minutos de diferencia, el testimonio novelado es valioso.

LA EXPLICACIÓN DEL PÁNICO:

La explicación que se dio para el fenómeno welleseliano en los U.S. también se puede aplicar al Ecuador , aunque con algún cambio. En 1941 un destacado psicólogo de la U. de Harvard, el profesor Hadley Cantril, publicó un libro titulado The invasión from Mars: The psychology of fear (el mismo había publicado algunos años atrás con el prestigioso psicólogo norteamericano G. Allport : “La psicología de la radio”) en donde entrevistaron a una pequeña muestra de 136 personas impactadas por el evento.

Las causas principales que se encontraron –diríamos ahora- para la conducta de pánico fueron: Falta de juicio crítico (bajo nivel educativo, profunda religiosidad, temor generalizado de una auténtica guerra e inestabilidad debido Gran Depresión del 29), rasgos ansiosos de personalidad, reacción por contagio y la desesperación por el instinto de supervivencia.

Esto mismo podemos aplicar al contexto ecuatoriano, puntualizando que en este este caso la amenaza de guerra inminente fue la segunda guerra mundial, la guerra con Perú de 1941, la reciente estabilidad democrática (junio del 48) y las constantes noticias falsas de días anteriories sobre OVNIS. Pero lo que no podemos explicar con esos mismos términos es la conducta violenta.

Entre las causas que podrían explicar la conducta violenta son: el sentimiento de humillación, que sintieron algunos quiteños y que agitaron a la población ; la ofrecida por Joseph Bulgatz al referir que el director radial estaba ventilando -días antes de la transmisión- falsa información en los periódicos sobre la inminente llegada extraterrestre; y el acceso al camión de gasolina cerca al edificio -si confiamos en el testimonio de Beltrán. Inclusive  agregaría otra vinculada a rasgos de personalidad antisocial.


OBSERVACIONES FINALES:

-Otras causas que podemos agregar a la actitud de pánico son las únicas líneas ofrecidas por el mayor filósofo de la comunicación Marshall McluHann vinculada con la óntica radial en su libro de 1964 Comprender los medios: “La radio afecta a la gente de una forma muy íntima ,de tú a tú, y ofrece todo un mundo de comunicación silenciosa entre el escritor-locutor y el oyente. Éste es el aspecto más inmediato de la radio. Una experiencia íntima (…) Ello es inherente a la naturaleza misma de este medio, que tiene el poder de convertir la psique y la sociedad en una única cámara de resonancia(…) [La guerra de los mundos de Orson Welles] Fue una demostración del alcance totalmente inclusivo y envolvente de la imagen auditiva de la radio.

- La población norteamericana cuando se transmitió la versión de Orson Welles, era de alrededor de 130 millones. Mientras que la población que entró en pánico fue de 1 millon. Esto equivale a menos del 1% de la población. Es decir ¡es falso! pretender que la transmisión norteamericana afectó a ¡todo! Estados Unidos, tampoco afecto a ¡medio! En realidad solo afecto a un cachito de los estadounidenses, aún así -cuantitativamente- fue el mayor evento impactante en la historia de la radio.

- La población de Quito – no de Ecuador- donde oyeron la transmisión era de 250 mil, la población que entró en pánico fueron miles, pero los violentos que provocaron el incendio tan solo cientos, es decir de igual manera menos del 1%. Fue el mayor evento impactante cualitativamente en la historia de la radio.

- El vocablo marciano en el sentido de "habitante del planeta Marte" se registra en el lenguaje escrito español casi en forma paralela a la novela del inglés H.G. Wells. El escritor y periodista catalán, Nilo María Fabra, publicó cuentos ilustrados en 1895, donde hay un cuento titulado El planeta Marte y habla del corazón de los marcianos.


NOTAS:

1) La mayoría de los medios digitales que se han ocupado del tema (diarios, blogs, etc...) afirman que los fallecidos son entre 5 y 7, pero consultando la Encyclopedia of the radio en 3 tomos se afirma que son 20, lo mismo dice la ecuatoriana Cecilia Alvear, ex-presidenta de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos.



FOTOGRAFÍAS Y VIDEOS COMPLEMENTARIAS:

así informó el diario "el nacional".

Asi informó el diario "el comercio" al día siguiente del siniestro.

Dibujo.
Fuente desconocida, pero seguro en algún diario de Ecuador.

[Compuesto por el cubano Rosendo Ruiz Quevedo  para la orquesta América en 1955. Los marcianos llegaron a la música popular bailando "ricachá".]

ORSON WELLES (CON LAS MANOS ALZADAS Y LLAMANDO A UNA PAUSA PROLONGADA), LOS ACTORES Y LA ORQUESTA
EN LA TRANSMISIÓN RADIOFÓNICA "LA GUERRA DE LOS MUNDOS" (1938) [FOTO: CBS]



Escrito por

POLIGRAFÍAS

Poligrafías - Libros y más: https://www.facebook.com/poligrafiasPDF/ ------ Youtube: bit.ly/2ID7kRq


Publicado en

Poligrafías

Textos múltiples que desvelan falsedades: Arte, ciencia y cultura para amantes de la verdad.